Los vómitos en los perros son una de las causas más frecuentes en la consulta veterinaria. Comencemos por definirlo. El vómito es la respuesta natural del organismo en expulsar del cuerpo un agente que no puede tolerar o digerir con normalidad (alimento, objetos, medicamentos, etc) y tambien se produce por enfermedades que irritan el estómago o intestinos.
Si de vez en cuando, nuestro perro vomita su alimento mezclado con una mucosidad amarillenta por la presencia de bilis, por lo general se trata de una indigestion por comer algo indebido y aunque no es normal, es una situación frecuente y no debe ser causa de alarma, pero no debemos bajar la guardia. Si no se vuelve a repetir no hay de qué preocuparse.

DEBE ACUDIR INMEDIATAMENTE AL VETERINARIO EN LOS SIGUIENTES CASOS:

Cuando el vómito es rojizo o con rastros de sangre es probable que se trate de una gastritis o ulcera, esto se acompaña casi siempre con deposiciones de color negro, pérdida de apetito y adelgazamiento del animal.
Si el vómito es persistente y se presenta conjuntamente con decaimiento, inapetencia, diarreas o ausencia de defecación con disminución de peso es necesario recurrir al diagnóstico por imágenes (rayos X, ecografia) para descartar la presencia de una obstrucción intestinal por cuerpos extraños. Este cuadro es peligroso y en la mayoria de casos deben resolverse por cirugía.
Los cuerpos extraños mas comunes son huesos, juguetes, piedras o cualquier objeto que se deje a su alcance.
Existen muchas otras causas que provocan vómitos, como la parasitosis, enfermedades sistémicas (hepaticas, renales, etc), enfermedades bacterianas y virales. El veterinario deberá realizar las pruebas correspondientes para llegar al diagnóstico y proceder con el tratamiento mas adecuado para cada caso.
Como recomendacion siempre es bueno recordar que debemos evitar ofrecer nuestros alimentos o sobras al perrito. Aunque nos lo pida con carita de súplica, no estamos haciendo nada bueno por él si después va a estar vomitando y sufriendo cólicos por nuestra culpa.

Categorías: perros

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *